GP TAILANDIA

Jake Dixon cuarto en el caos de Tailandia

La carrera ha sido suspendida a falta de 8 vueltas para el final debido a la lluvia torrencial

La carrera de Moto2 en Tailandia ha sido suspendida después de que una intensa lluvia cayese sobre el trazado de Buriram. Los pilotos de la categoría intermedia han arrancado la prueba y han aguantado las primeras vueltas pero, al empeorar el tiempo, los comisarios han decidido sacar la bandera roja. Tras varios minutos buscando una solución, la sesión se ha suspendido definitivamente. Al no haberse completado los dos tercios, se han mantenido las posiciones previas a la bandera roja y se han repartido la mitad de puntos. Los pilotos que ocupaban las tres primeras plazas antes de la bandera roja eran Tony Arbolino, Filip Salac y Aron Canet.

Los pilotos del Inde GASGAS Aspar han vivido un domingo complicado por las condiciones meteorológicas y la intensa lluvia. Jake Dixon ha rodado en el grupo de cabeza y era cuarto cuando se ha parado la carrera. Con este resultado, repite la posición de Japón y cierra la primera mitad de la gira extraeuropea con buenas sensaciones. Su compañero Albert Arenas ha salido desde el final de la parrilla al no haber podido adaptar a tiempo la moto a las condiciones de la pista. Pese a todo, no se ha rendido y ha podido recuperar una veintena de posiciones para terminar decimocuarto.

4º Jake Dixon (+3.268): “Ha sido una locura de carrera. No había agarre, ya que estaba lloviendo muy fuerte. Era más bien una cuestión de supervivencia. No estaba dispuesto a arriesgar más de la cuenta porque quería acabar la carrera. Antes de la bandera roja pude alcanzar a Canet, así que podría haber sido otro podio o quizás más, quién sabe. Cuando la moto planea sobre el agua en la recta a 240 km/h no importa el talento que tengas. De todos modos, es otro resultado sólido, una buena cuarta posición. Ahora tenemos una semana de vacaciones para disfrutar antes de Australia”.

14º Albert Arenas (1 vuelta): “Ha sido una carrera inesperada. Cuando estábamos preparados para salir con neumáticos secos, ha empezado a llover. La carrera se ha declarado en mojado y no nos ha dado tiempo a cambiar los neumáticos y la moto por lo que hemos salido últimos. Antes de la bandera roja las sensaciones eran buenas, he recuperado veinte posiciones y he entrado en el top 10. Me he intentado mantener, pero tenía problemas de visibilidad y no ha sido posible. Después de la bandera roja no hemos podido retomar la carrera y me he quedado con las ganas de ver hasta donde podía llegar. Ahora toca descansar una semana y volver más fuertes en Australia”.