Lunes, Julio 24, 2017
header_moto3

LORENZO DALLA PORTA #48

 

Fecha de Nacimiento: 22/06/97 – Prato – Italia

Edad: 19

Primera carrera: 2012 Campeonato Italiano de Velocidad

Primer Gran Premio: GP de Indianápolis 2015 Moto3

Primera victoria: --    

Última Victoria: --

Primera Pole: --

Primera Vuelta Rápida: --

Primer Podio: --

Victorias: --

Podios: --

Poles: --

Vueltas rápidas: --

Mejor resultado general: 25º Moto3 2015

Nº total de GPS Disputados: 27 (Moto3)

Última actualización 02/07/17

 

 

Palmarés Deportivo

2005: Campeonato Toscano Junior Minimotos: 2º

2006: Trofeo Toscana y Campeonato Toscano Minimoto Junior A: 1º

2007: Trofeo Toscana y Campeonato Toscano Minimoto Junior A: 1º

Campeonato Europeo Minimoto Junior B: 7º

Campeonato Italiano Minimoto Junior A: 8º

2008: Campeonato Italiano Minimoto Junior B: 10º

2009: Trofeo Honda Italia Racing Project: 4º

2010: Campeonato Italiano MiniGP 70cc: 8º

2011: Campeonato Italiano MiniGP 80cc: 2º  

2012: Campeonato Italiano de Velocidad 125 cc: 1º (Aprilia)

2013: Campeonato Italiano de Velocidad Moto3: 11º (Oral)

2014: Campeonato Italiano de Velocidad Moto3: 3º (Peugeot)

2015: FIM CEV Repsol Moto3: 9º (Husqvarna)

Campeonato del Mundo Moto3: 25º (Husqvarna)

2016: FIM CEV Repsol Moto3: 1º

Campeonato del Mundo Moto3: 30º (KTM)

 

Biografía

Lorenzo Dalla Porta, nacido el 22 de junio de 1997 en Prato, es un joven italiano que llega al Mundial como piloto permanente con el Mahindra Aspar Team, después de brillar en la temporada 2016 en el FIM CEV y proclamarse campeón del mundo júnior de Moto3.

El camino del italiano en el mundo del motociclismo inició cuando todavía tenía cinco años, con una minimoto que le regaló su abuela y que le acompañó en sus primeros pasos sobre dos ruedas. Dalla Porta, originario de una localidad que está a unas decenas de kilómetros del trazado de Mugello, hereda la pasión por las motos de su padre, y comienza a competir en campeonatos de la Toscana, donde encadenó un par de títulos en sus tres primeras temporadas. 

Los campeonatos regionales pronto se le quedaron pequeños y en 2008 pasó a competir directamente en el nacional de minimotos, en el que cerró la temporada en décima posición. Posteriormente llegaron nuevas etapas: MiniGP 70, MiniGP 80 y, por fin, 125.

Su salto a los circuitos grandes llegó en 2012 y no pudo ser mejor: dos triunfos y otros cinco podios más en ocho carreras le dieron el título de campeón de 125 con una carrera de antelación. Dalla Porta pasará a la historia en el motociclismo italiano como el último campeón del octavo de litro, ya que la siguiente campaña las Moto3 con las que habían convivido sustituyeron por completo a las antiguas 125.

El de 2013 fue un año de aprendizaje para el italiano, con cinco apariciones en el top 10 en las diez carreras del campeonato. Arrancó la temporada con un triunfo en Mugello y dos podios más en Vallelunga. Aunque perdió fuerzas en el desarrollo del campeonato, llegó a la última cita con opciones remotas de título, un título que se escapó por una veintena de puntos, dejándole tercero de la general.

Llegaba el momento de dar el salto y cruzar la frontera de los Alpes para continuar su formación. Dalla Porta y su familia eligieron el Mundial Júnior de Moto3, con carreras en cinco circuitos del Mundial, para seguir creciendo. Esta nueva aventura tuvo un prólogo muy prometedor, con varias presencias entre los seis primeros de la categoría que le granjearon un premio mayor: correr en el Mundial de Moto3 como piloto sustituto en la segunda mitad de la temporada.

Dalla Porta cerró el año con una novena posición final en el FIM CEV de Moto3 y con una meritoria vigésimo quinta plaza en el Mundial después de haber brillado en Silverstone y Misano, donde terminó octavo y undécimo, respectivamente. Sin embargo, esta aventura no tuvo continuidad en un principio en 2016, de modo que continuó en el FIM CEV con un único objetivo en mente: el título de campeón del mundo.

Ocho podios, cuatro de ellos en forma de victoria, en las nueve primeras rondas de la temporada, presagiaban un final cómodo para el italiano en su carrera hacia el título. Sin embargo, todo se complicó con una octava plaza en la antepenúltima prueba y con el incendio de su moto y una caída en la penúltima. Dalla Porta, un piloto tranquilo al que no le puede vencer fácilmente la presión, llegó a la última carrera, la prueba de fuego, sin el papel de líder y teniendo que perseguir a su máximo rival. La balanza se decantó de su lado, y finalmente se alzó con el título después de subir al podio y abandonar su rival por una caída.

Dalla Porta no pudo concentrarse al cien por cien en su lucha por el título de campeón del mundo júnior por una razón de peso: a mitad de temporada volvió a ser llamado como piloto sustituto al Mundial. Había corrido previamente un par de carreras en sustitución de un par de competidores lesionados, pero desde el gran premio de Reino Unido se subió a la moto que dejó libre Romano Fenati para revivir un final de temporada como el de 2015. Terminó tres carreras en los puntos, igualando el balance de puntos de la campaña anterior.

Mientras tanto, el italiano ya había asegurado, ahora sí, su presencia en el Mundial de forma permanente en 2017. El Mahindra Aspar Team anunció, durante el gran premio de Austria del pasado mes de agosto el fichaje del joven piloto italiano para pilotar la Mahindra MGP3O. Dalla Porta, que hace de la pasión y el sacrificio su forma de vida, tiene como referentes a su compatriota Valentino Rossi, a quien admira por su carácter, y a Jorge Lorenzo, por su estilo de pilotaje.

“Dalla Porta es un piloto joven, que el año pasado tuvo ya una primera incursión en el Mundial. Tiene una experiencia importante y creo que ha crecido muchísimo, va muy fuerte y tiene todo el potencial para poder hacer grandes cosas con el Mahindra Aspar Team”, explicó de él Jorge Martínez “Aspar”. Por delante, un nuevo reto: demostrarlo. 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política de cookies